miércoles, 9 de enero de 2013

Krystal, la niña mariposa próxima reedición, lo absoluto no existe


Krystal, la niña mariposa, fue publicada hace unos meses  por medio de una vista previa de lulu.com y era, al menos en teoría, imposible de descargar.

Reedición programada para
mayo del 2013

Estoy revisando la novela en estos momentos y la segunda edición ha sido mejorada sin alterar la historia. En realidad lo que he hecho es pulir el estilo, quitar algunas expresiones que pueden parecer de mal gusto para ciertas personas y eliminar todo lo que debió ser retirado por irrelevante. 

Krystal, la niña mariposa es una novela que tomé como un reto personal. El reto era terminarla en un mes, y esto lo logré con la primera edición. Sin embargo, es de muchos conocido que un libro bien redactado  no es producto de unos cuantos días, razón por la que he decidido reeditarla. El texto se debe trabajar para pulirlo. Aunque no en todos los casos se hace, los mejores libros son producto de este trabajo extra.


Una vez leí de un reconocido escritor que una novela debe ser redactada en un máximo de seis meses, porque después de este periodo la historia pierde naturalidad.
En referencia a esta afirmación o cualquier otra solo puedo decir  algo que ya otros han descubierto desde hace mucho:

Lo absoluto no existe.

Todo lo que alguien diga, puede ser de otro modo y no por ello, se piense que no tiene razón, es solo que todo es relativo.
Muchos clásicos fueron escritos en periodos superiores a los seis meses, incluso varias décadas. En ese sentido, el escritor sabe cuál es la razón del tiempo que le dedica a su obra. Si lo que le interesa es colocarla en el mercado lo antes posible, puede que hasta se valga de otras técnicas para terminarla a tiempo. Y es probable que un equipo demasiado grande intervenga para las correcciones.
Y sí, puede escribir un libro de 1,500 páginas en un mes, pero lo justo sería que a un lado de su nombre aparecieran todos los que participaron en la construcción del libro. No dudo que existan personas que lo logren  y que hasta el libro esté bien escrito, pero por puro sentido común, es muy evidente que una novela documentada, bien escrita y con unos personajes y escenarios bien definidos  no es producto de uno, dos o tres meses de trabajo, sino de muchas horas de pelearse con las palabras, de investigar en diferentes fuentes los datos, de la búsqueda de la mejor forma de decir una frase,  etc.

También leí la afirmación de que “El todo es mayor a la suma de sus partes.”, esta no es una afirmación absoluta  y suena algo contradictoria. No puedo esperar, mediante la sola yuxtaposición de varios escritos modestos, a que la suma  de éstos dé como resultado algo genial.
La realidad es tan diferente para cada uno de nosotros, todo es subjetivo, muchos nos preguntamos por qué ciertos libros, ciertas películas, o ciertas canciones han llegado a convertirse en éxitos de ventas, pero somos menos los que nos preguntamos, porqué algunos se quedan allá arriba, pues, el fenómeno no termina con llegar a la lista, pues, después de llegar a la cima, viene la caída, sin embargo, algunos se mantienen mucho tiempo allá en el cosmos. 
La pregunta:
¿Suerte, disciplina,  mercadotecnia, originalidad, imposición o un poco de cada una?


No hay comentarios:

Publicar un comentario