sábado, 21 de diciembre de 2013

Los gustos de los lectores


Qué mejor que encontrar un buen libro y que ese libro sea gratuito.
Es tan difícil en la actualidad dar con los buenos autores, porque han sido enterrados en el anonimato del montón y porque no nos han llegado noticias de ellos.
Si lo que buscas en una lectura entretenida, ligera y que te distraiga por unas horas, seguro que la mayoría de los libros de más éxito llenarán tus expectativas; pero si lo tuyo son los libros más ilustrativos, es posible que no te sientas identificado con las últimas publicaciones editoriales.
Es muy importante comprender que el proceso que te lleva a sentirte identificado con determinado libro es completamente subjetivo y relativo, pues es posible que lo que a ti te parezca oro puro, a otra persona no.
En general, cada quien va construyendo de acuerdo a su propia experiencia determinadas inclinaciones hacia un género(s) o autor(es) específicos. Esto no tiene porqué ser malo, es la forma en la que nos vamos construyendo una identidad o un perfil que nos distinga de las demás personas.
En la literatura, igual que en otros medios de entretenimiento como el cine y la música tienen una gran variedad de propuestas, algunas gastadas, otras originales, y algunas sin duda geniales, pero probado está que no a todos nos llaman la atención las mismas cosas. Así los lectores de Gabriel García Márquez, se pueden preguntar que le ven a autores como Stephen King o Stephenie Meyer, o los lectores de esta última se preguntarán cómo puede haber personas que todavía lean libros tan antiguos como “Los tres mosqueteros” de Dumas o “La Metamorfosis” de Kafka, y los lectores de estos últimos se pueden preguntar lo mismo de los anteriores en referencia a sus gustos.
Cada uno de estos autores tiene su lugar y llena la necesidad de determinado público, cuando algo no te gusta a ti, no es porque necesariamente no sea bueno. Pasa lo mismo con la comida, a ciertas personas no le gustan las hamburguesas y otros las adoran, ciertas personas odian las ensaladas y otras no pueden vivir sin ellas.
A la larga, igual que al que consume ensaladas y el otro que consume hamburguesas obtendrán sus resultados de acuerdo a la tendencia que tomaron. Es el individuo el que debe tomar conciencia en que es más saludable para él, las hamburguesas o las ensaladas.
Dejamos a criterio de cada lector, si está alimentando su mente saludablemente o no.




No hay comentarios:

Publicar un comentario